Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas – 30 de Agosto

A partir del año 2011 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó el 30 de agosto, como el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, como respuesta al creciente número de denuncias. La ONU destaca que las desapariciones forzadas iniciaron principalmente como producto de las dictaduras militares, sin embargo hoy en día son situaciones encabezadas en su mayoría por la delincuencia organizada en sus diversas modalidades.

La desaparición forzada es un delito complejo, múltiple y acumulativo, pues atenta contra un conjunto diverso de derechos tales como: la vida; la libertad; la seguridad personal; trato humano, respeto a la dignidad; al reconocimiento de la persona jurídica; la identidad y la vida familiar, principalmente.

Uno de los obstáculos que se presenta, ante el problema de las desapariciones, es el reducido involucramiento de la sociedad, debido en parte a la estigmatización de considerar que la víctima se encontraba muy probablemente vinculada con la ilegalidad, lo que inhibe la participación y compromiso social.